Elizabeth Barrett y la delicadeza de la poesía victoriana

Elizabeth Barrett y la delicadeza de la poesía victoriana

Por Cristina de @abrirunlibro

Elizabeth Barrett (1806 Cochoe Hall, Durham – 1861 Florencia), representa la fuerza de voluntad del pensamiento y, a la vez, la delicadeza del sentimiento romántico de la época victoriana. Su quebradiza salud desde la infancia —se cree que fue una enfermedad pulmonar y también una lesión de columna vertebral—, hizo que fuera tratada como una inválida por su adinerado y autoritario padre y prácticamente recluida en el hogar. Elizabeth Barrett, hija de un rico terrateniente de plantaciones de azúcar en Jamaica, fue la primera Barrett en nacer en Inglaterra tras doscientos años. Fue educada por el tutor de uno de sus hermanos y a muy temprana edad descubrió su pasión por los escritores clásicos y se despertaría en ella, mucho antes de la adolescencia, el aliento por el estudio del griego y del hebreo.

En 1826 publica An Essay on Mind and Other Poems —Un ensayo sobre la mente y otros poemas—. Fue gran defensora del abolicionismo —en Jamaica su familia administrava esclavos—, y fue una enferma crónica tratada con opiáceos. Después de sufrir la pérdida de su madre en 1833, publica la traducción de Prometheus BoundPrometeo encadenado, obra atribuida al dramaturgo griego Esquilo. 

Tras otra grave afección se desplaza a Torquay, en el condado de Devon, para su recuperación cerca del mar y acompañada de su hermano Edward. Éste fallece ahogado mientras navega, lo que supone un duro golpe para Elizabeth que regresa junto a su familia y está varios años debatiéndose entre la vida y la muerte. A pesar de todo, continua escribiendo y en 1844 publica una colección llamada Poems, Poemas. Esta colección despierta la atención del poeta y dramaturgo inglés Robert Browning y así se inicia una de las historias más románticas y reales de la época mantenida a través de una relación epistolar de 547 cartas. El romance concluye con una boda secreta en Marylebone a causa de la fuerte oposición del padre de Elizabeth a la relación y con el que nunca más volvería a hablar. Una vez casados huyen a Italia y se establecen en Florencia. La entonces ya Elizabeth Barrett Browning, seguirá escribiendo y publica Casa Guidi Windows, Las ventanas de la casa Guidi, entre 1848 y 1851. En 1848 nace el hijo de ambos, Robert Wiedeman Barrett.

Sonetos de los portugueses o Sonetos del portugués, serán sus poemas más conocidos y aclamados. En ellos, Elizabeth relata su historia de amor secreta con Robert Browning y está compuesta por 44 sonetos. El nombre de “portugueses” llega con la intención de intentar encubrir el romance mientras vive aún en casa de su padre. Esta colección se sumó posteriormente a la antología Poems y se publica en 1850. Uno de los sonetos más famosos How do I love thee?, en versión y traducción de Carlos Pujol¿De qué modo te quiero?, el soneto número 43, se incluye a continuación:

¿De qué modo te quiero? Pues te quiero
hasta el abismo y la región más alta
a que puedo llegar cuando persigo
los límites del Ser y el Ideal.

Te quiero en el vivir más cotidiano,
con el sol y a la luz de una candela.
Con libertad, como se aspira al Bien;
con la inocencia del que ansía gloria.

Te quiero con la fiebre que antes puse
en mi dolor y con mi fe de niña,
con el amor que yo creí perder

al perder a mis santos… Con las lágrimas
y el sonreír de mi vida… Y si Dios quiere,
te querré mucho más tras de la muerte. 

Elizabeth Barrett muere en Florencia en 1861 a los 55 años de edad tras un feliz matrimonio.

Fuente www.poets.org

Deja un comentario