Amor y muerte en la época victoriana: Lord Tennyson y «La Dama de Shalott»

Amor y muerte en la época victoriana: Lord Tennyson y «La Dama de Shalott»

Por Cristina de @abrirunlibro

«La Dama de Shalott» es una de las obras más conocidas del pintor prerrafaelita John William Waterhouse. El cuadro se exhibe en la Tate Britain de Londres y fue pintado en 1888. Waterhouse se basó en los poemas de Lord Tennyson —un gran admirador de la cultura medieval, fascinado por las leyendas artúricas—, para recrear fielmente los poemas sobre la fábula de «Elaine de Astolat»: una doncella que muere de tristeza por su amor no correspondido hacia Lancelot, éste enamorado de Ginebra. Curiosamente jamás se ha sabido a ciencia cierta quién fue la modelo que posó para Waterhouse y aunque hay voces que indican que podría tratarse de una mujer llamada Muriel Foster, el nombre de Mary Waterhouse Somerville, hermanastra del pintor, toma fuerza ya que Waterhouse utilizó amigos y familiares como modelos y hasta es posible que el rostro sea una combinación de varios de ellos. 

La historia de «Elaine de Astolat» es un tema recurrente en las obras de arte inspiradas en el Rey Arturo y se ha representado de diversas maneras y por grandes artistas como Millais, John Atkinson Grimshaw o Rossetti, por nombrar sólo algunos de ellos. John William Waterhouse personificó viva a Elaine aunque otros artistas la simbolizaron muerta. Waterhouse desarrolló tres obras sobre «La Dama de Shalott» y siempre recreando los poemas de Tennyson.

 

The Lady of Shalott 1888 John William Waterhouse 1849-1917 Presented by Sir Henry Tate 1894 http://www.tate.org.uk/art/work/N01543

Hay también otras versiones sobre la leyenda de Elaine de Astolat. Una, Le Morte d’Arthur, del autor Thomas Malory (siglo XV), donde recopiló una serie de cuentos y leyendas de Arturo y Camelot e incluyó un cuento nuevo de su autoría. Tampoco está contrastado quién fue realmente el padre y recopilador ya que el nombre de Thomas Malory puede hacer referencia a varias personas aunque existe una fuerte creencia de que se trata de Sir Thomas Malory, escritor inglés, caballero y miembro del Parlamento. Igualmente, Le Morte d’Arthur, será uno de los libros más importantes de la literatura artúrica.

Según la versión de Sir Thomas Malory, vamos a concederle la autoría, Lancelot, herido en un torneo, es llevado a una cueva por el hermano de Elaine pero ésta le pide a su padre, Bernard de Astolat, que le permita cuidarlo en sus aposentos y así se hace. Cuando Lancelot se encuentra ya restablecido gracias a los cuidados de Elaine, éste le propone pagarle por su protección y cura por lo que ella se siente ofendida y echa a Lancelot del castillo. Unos días después, la muchacha morirá de pena y dejará instrucciones sobre su cadáver: deberán acostarla sobre un bote de remos, con un lirio en la mano y una carta en la otra. El bote navegará por el río hasta Camelot donde será descubierta por el Rey Arturo. Todos llorarán la muerte de Elaine.

 

The Lily Maid of Astolat by Sophie Gingembre Anderson, 1870

 

Aunque si existe alguna versión literaria que resurgiría con gran pasión durante la época victoriana fue la de Lord Tennyson, poeta «laureado» por la Reina Victoria (título literario en excelencia poética, de un gobierno). Los poemas Idilios del Rey, son doce poemas publicados a lo largo de varios años iniciándose en 1832, y hablan extensamente sobre los personajes del Reino de Camelot, sobre «La Dama de Shalott», Elaine, y también sobre el porqué del final del reino.  

«La palabra del hombre es Dios en el hombre».

En «La Dama de Shalott» de Lord Tennyson se representa a una mujer inalcanzable e inocente hasta que su amor por Lancelot la aparta de las sombras en las que vive y será maldita hasta la muerte. Tennyson se basó en un texto medieval del siglo XIII llamado Donna di Scalotta. En los poemas, con claros componentes góticos, Tennyson nos recrea a una hermosa dama en la isla de Shalott, confinada en la torre de un castillo donde teje sin parar noche y día; los campesinos la han oído cantar pero nunca nadie la ha visto. Una maldición se cierne sobre ella: si mira por la ventana en dirección a Camelot, una terrible condena recaerá sobre su persona. Su comunicación con el mundo exterior es a través de un espejo donde puede observar Camelot e interpreta y recrea las aventuras de los Caballeros de la Mesa Redonda en las telas que hila. Pero un día, en el espejo, verá la imagen reflejada de Lancelot con su armadura y se enamorará de él. Sin pensarlo, mirará por la ventana para observarlo y dejará de tejer. En ese momento el espejo se romperá y las telas saldrán volando por la ventana. La Dama de Shalott se sube a una barca y partirá hacia Camelot. Mientras el bote se dirige río abajo, la oyen cantar su última canción. 

 

«Yaciendo, vestida con níveas telas
ondeando sueltas a los lados
—cayendo sobre ella las ligeras hojas—
a través de los susurros nocturnos
navegó río abajo hacia Camelot;
y yendo su proa a la deriva
entre campos y colinas de sauces,
oyeron cantar su última canción
a la Dama de Shalott».

 

 …

Fuentes www.britannica.com www.tate.org.uk

Deja un comentario