Dickinson

Dickinson

Por Liliana Souza.

Rara vez salió de su casa. Imagino que ha pasado la mayor parte de su vida sentada. Dudo, pero la imagino sentada. Sentada y escribiendo versos en trozos de papel. Dudo, pero los poemas partieron de sus manos.

«es cosa tan pequeña nuestro llanto, son tan pequeña cosa los suspiros»

Emily nació en Amherst, Massachusetts, en 1830 y un 15 de mayo, el de 1886, dejó de escribir. Se la considera uno de los máximos valores de la literatura estadounidense, por crear una poesía absolutamente original. Un lenguaje simple en textos breves. Una observación precisa sobre lo cotidiano. La mirada inteligente e ingeniosa, que ofrece la serenidad de interpretar situaciones que por tan aprehendidas y tan propias, resultan imperceptibles.

No publicó más que once poemas en vida. Al morir, la familia halló mil ochocientos textos guardados en su dormitorio. Imagino que los ocultaba. Dudo, pero la imagino anudándolos con hilos invisibles para protegerlos de ojos extraños.

Su biografía expresa que Emily era introvertida, nostálgica, ermitaña, lúcida y terrible. Con múltiples manías y rarezas. Yo, la imagino etérea. Dudo, pero la imagino con mariposas en las manos que de tanto aletear, dotan de vida a versos jamás dichos. Mariposas con pulsión de vuelo. Palabras, que no se oxidan.

 

En 1890, cuatro años después de su muerte, se editó la primera selección de su obra, «Poemas», que tuvo gran éxito popular.

«podría estar más sola sin mi soledad, tan habituada estoy a mi destino»

Yo, imagino a Emily sentada. Sentada y escribiendo versos en trozos de papel.

La imagino huérfana de futuro. La imagino, y dudo. Como si de tanto dudar, Emily no se esfumara.

 

***

 

Liliana Souza nació en 1958,  en Avellaneda. Actualmente reside en Don Bosco, Quilmes, Pcia. Buenos Aires, Argentina y donde coordina un Taller Literario.

Como poeta obtuvo 19 primeros premios nacionales,  y  reconocimientos en España y EE.UU.

Sus trabajos se incluyen en antologías, diarios, revistas y sitios web. También en libros publicados en Méjico y España.

Difundió poesía editando los espacios “Quilmespoesía”,  “poemás”  y  “poemás o menos”,  con el auspicio de la Universidad Nacional de Quilmes y Biblioteca Pública José Manuel Estrada.

Colabora con Agenda del Sur, Diga 33,  Paloma y La palabra que sana,  escribiendo artículos sobre literatura.

En 2010 publicó “esa otra forma”.

En 2012 “cuarto de costura”.

En 2015 “la doliente”.

Deja un comentario