Cuando sale la reclusa

Cuando sale la reclusa. Fred Vargas. Traducción de Anne-Hélène Suárez Girard. Ediciones Siruela.

Por @latitaquelee

La escritora francesa, Frédérique Audoin-Rouzeau, alias Fred Vargas, nos sorprendió el 2017 con una nueva entrega de la serie protagonizada por el singular comisario Jean-Baptiste Adamsberg, un policía intuitivo, culto y un tanto anárquico, que dirige con eficacia la Brigada Criminal del distrito XIII de París. En la editorial Siruela, dentro de su colección Policíaca, figuran todos los títulos de esta reconocida novelista especializada en este tipo de novela negra. Fred Vargas, fue galardonada el 2018 con el  premio Princesa de Asturias de las Letras.

Dos razones de peso para entrar en el mundo Adamsberg/Vargas:

El protagonista y las originales tramas con invocaciones históricas que investiga. (La escritora es también arqueóloga de formación).

En este último caso nos adentramos en una investigación policíaca que no empieza tras una denuncia o tras la aparición de un cadáver, sino que será la indomable intuición del comisario la responsable de poner patas arriba a todo su equipo de investigación. Equipo variopinto, formado y consolidado durante el transcurrir de una saga que se remonta ya al 1991, en el que destaca el comandante Danglard, un hombre con un saber enciclopédico que encarna la razón pura y que se erige como la antítesis de Adamsberg.

Arrancado casi a la fuerza de sus vacaciones en Islandia, el comisario es requerido a la capital francesa para investigar un atropello mortal que apunta a violencia de género, sin embargo Vargas, sin hacer mucho ruido, dispersa durante lo que piensas será el caso principal, inocentes datos y, sobre todo, rotundas imágenes que, como el que no quiere la cosa, se irán instalando en la ávida y receptiva psique del policía. Son los famosos proto pensamientos del comisario, burbujas de información que su mente prodigiosa absorbe, casi sin querer, para después regurgitar en forma de razonamientos, a veces un pelín rebuscados y surrealistas, con los que se guía en sus investigaciones.

Dos hombres mayores han muerto tras la picadura de una araña que en principio no es mortal: la Loxosceles rufescens, más conocida como «la reclusa». Lo que aparece como una simple noticia a pie de página, acaba derivando en una compleja trama que nos remonta incluso a la Edad Media:

Sí, el pasado, las leyendas, la historia, y aquí también la arqueología, suelen presentarse en las novelas policíacas de esta autora,

un añadido punto cultural que siempre enriquece con naturalidad los casos.

El comisario tendrá que esforzarse no solo en averiguar qué hay detrás de esas letales picaduras, sino también en reconquistar y unir a un equipo que, las más de las veces, no entiende los arrebatos medio místicos de su líder. El jefe debe atraerlos y conseguir acólitos que se unan a una investigación extraoficial que parece no tener sentido, y es aquí donde entra en juego la importancia de los diálogos que se suceden sin descanso,

su verborrea seductora e inteligente acompañada a veces de una fina ironía, resulta el medio infalible a través del cual el comisario atrapa en su red a los más fieles de su equipo. 

Pero la autora no se contenta con esto, con imaginar una curiosa trama policíaca llena de referencias históricas medievales y  desgranar la conclusión del caso con inteligentes diálogos, 

sino que también ha querido añadir un punto psicológico a toda la novela,

y lo ha conseguido de dos formas: creando interesantes perfiles psicológicos en algunos de los personajes sobre los que se cimienta la acción, y sometiendo a su personaje estrella a una sesión de psicoanálisis intensa que, aunque a veces resulta difícil de encajar o de entender, acabará resultando clave para la investigación.

***

Fred Vargas (seudónimo de Frédérique Audoin-Rouzeau, París, 1957), arqueóloga de formación, es mundialmente conocida como autora de novelas policiacas; hasta el momento ha escrito catorce (todas ellas publicadas por Siruela). Además del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018, ha ganado los más importantes galardones, incluido el prestigioso International Dagger, que le ha sido concedido en tres ocasiones consecutivas. También ha recibido, entre otros, el Prix mystère de la critique (1996 y 2000), el Gran premio de novela negra del Festival de Cognac (1999), el Trofeo 813 o el Giallo Grinzane (2006). Sus novelas han sido traducidas a múltiples idiomas con un gran éxito de ventas, alguna de ellas incluso se ha llevado al cine.