La desaparición de Edith Hind

La desaparición de Edith Hind. Susie Steiner. Traducción de Miguel Ros González. Ediciones Siruela.

Por Cristina de @abrirunlibro

La oficial Manon Bradshaw, del departamento de la policía de Incidentes Graves de Cambridgeshire, es una mujer solitaria próxima a la cuarentena. Suele tener citas a ciegas con hombres que ha conocido a través de Internet y concilia el sueño escuchando la radio de la policía porque la ayuda a dormir y así se siente menos sola. Una noche conectando el canal, oirá un mensaje alarmante que hará que se levante y acuda al lugar del siniestro: una mujer ha desaparecido dejando la puerta abierta de su domicilio y en la vivienda se encuentran rastros de sangre. Su ropa, bolso, y otras pertenencias que suelen utilizarse a diario, están en la casa. 

[…] Gira el sintonizador de la radio y oye el murmullo relajante que se difumina en la nada cada vez que se duerme, cuando sus ideas más lúgubres afloran. «Central, lo que tenemos aquí es preocupante. ¿Podéis enviar a un oficial y avisar al inspector de turno?».

Manon abre los ojos y se incorpora en la cama. Sabe lo que significan esos silencios, lo que Óscar Uno ha comprendido en la Central, aunque no pueda decirlo explícitamente por las ondas de radio. Algo grave, la cosa se ha puesto fea. ¿El inspector? Es inquietante. Otros agentes lo estarán oyendo y pondrán rumbo hacia allí, pero George Street está al lado de su casa: cinco minutos trotando. Oye la voz de la subinspectora Harriet Harper por la radio; dice que va de camino. 

Manon puede conseguir el caso, es suyo.

La desaparición de Edith Hind es una novela policíaca básicamente procedimental. Estructurada en capítulos que nos irán recordando las fechas y el tiempo transcurrido desde la desaparición de Edith, también encontraremos voces narrativas que, de manera coral, irán aportando ese algo más al argumento como puede ser la vida personal de los protagonistas o la manera de afrontar la desaparición de la muchacha. Desde la propia Manon o también otro policía llamado Davy, hasta la misma madre de la chica Miriam.

Siempre he comentado que los libros divididos con el timing tipo espada de Damocles que van marcando el ritmo de las investigaciones me atraen. En este caso la autora Susie Steiner lo que quiere es mostrar la importancia del tiempo para la policía en estas investigaciones y es un punto más que favorece el ritmo de la novela. 

«Las primeras 72 horas son cruciales: o encuentras a la persona o empiezas a buscar su cadáver.»

La trama y la agilidad de La desaparición de Edith Hind son buenas. Los sospechosos, la necesidad de hallar alguna pista, y la propia investigación donde no sucede nada porque sí ni aparece ningún suceso como caído del cielo, hace que la intriga y el trabajo policial sea creíble. En cambio con quien cuesta llegar es con la propia protagonista, la agente Manon Bradshaw. No termina de cuadrar que una mujer madura y con un trabajo de gran responsabilidad disponga de problemas emocionales que la hagan parecer en algún momento una Bridget Jones algo desesperada. En este caso los personajes más fuertes del libro son la propia madre de Edith o el compañero de Manon, Davy: un policía mucho más sensible y centrado a pesar de disponer también problemas personales. 

El conjunto es una novela que da un buen resultado para aquellos que aprecien la investigación procedimental, la narración coral, y que quieran ir atando cabos de forma paralela a la lectura. Una novela entretenida de buen leer y de la que se querrá conocer el desenlace.

 ***

Susie Steiner trabajó durante once años en The Guardian, tras colaborar previamente con otros importantes medios como The TimesThe Daily Telegraph o Evening Standard. El primer título de la serie protagonizada por la oficial de policía Manon Bradshaw, La desaparición de Edith Hind, se ha convertido en un rotundo éxito de crítica y ventas a ambos lados del Atlántico.