Memoria

Memoria

Por Liliana Souza.

Marguerite Yourcenar (Bélgica, 8 de junio de 1903 – E.E.U.U., 17 de diciembre de 1987) fue novelista, poeta, dramaturga y traductora francesa nacionalizada estadounidense en 1947.

Obtuvo los premios Fémina, Gran Premio de Literatura de la Academia Francesa, y Erasmus.

Fue galardonada con la Legión de Honor y nombrada miembro de la Academia Francesa.

Escribió sólo en francés y en cada uno de los textos exhibe su condición de excelente escritora, ofreciendo una literatura cercana, posible.

Sus libros, entre otros, «El jardín de las quimeras»; «Los dioses no han muerto»; «Como el agua que fluye»; «El laberinto del mundo»; «Cuento azul», «El tiro de gracia». Pero su novela más exitosa fue «Memorias de Adriano», publicada en 1951. Reconocida en el mundo entero, aceptada por el público lector y muy bien considerada por la crítica.

Es allí donde Adriano, en primera persona, narra su vida y su muerte como emperador romano. Conceptos que flotan como restos de un naufragio.

La novela es una extensa carta, fraccionada en capítulos, y dirigida al sucesor, Marco Aurelio.

El personaje recuerda, piensa y analiza su reinado, su época de esplendor. Sus campañas militares, el amor, la amistad. Las artes, todas. Sus magníficos viajes, la paz buscada y conseguida. La pasión por su joven amante y el dolor inconmensurable que ocasionó esa muerte.

Marguerite se vale de sus amplios saberes acerca de la historia, para hacer reflexionar a Adriano en forma precisa pero altamente poética.

Ella confiesa que gran parte de su vida transcurrió en el intento de definir, de retratar a ese hombre tan solo y al mismo tiempo, tan vinculado con el resto.

Un hombre en constante ebullición, en sueño y en vigilia. El que no se queja, aún en el marco final, cuando la luz ligera envuelve imágenes queridas. Imágenes, que sabe, no volverá a ver.

«Tratemos de entrar en la muerte con los ojos abiertos.»

Estas son las últimas palabras que Marguerite Yourcenar pone en boca de Adriano. Tratemos nosotros, de abordar esas memorias con el placer intacto de la lectura y sus efectos impredecibles.

Abordar, Las memorias de Adriano, con los ojos y el corazón, más que abiertos.

***

Liliana Souza nació en 1958,  en Avellaneda. Actualmente reside en Don Bosco, Quilmes, Pcia. Buenos Aires, Argentina y donde coordina un Taller Literario.

Como poeta obtuvo 19 primeros premios nacionales,  y  reconocimientos en España y EE.UU.

Sus trabajos se incluyen en antologías, diarios, revistas y sitios web. También en libros publicados en Méjico y España.

Difundió poesía editando los espacios “Quilmespoesía”,  “poemás”  y  “poemás o menos”,  con el auspicio de la Universidad Nacional de Quilmes y Biblioteca Pública José Manuel Estrada.

Colabora con Agenda del Sur, Diga 33,  Paloma y La palabra que sana,  escribiendo artículos sobre literatura.

En 2010 publicó “esa otra forma”.

En 2012 “cuarto de costura”.

En 2015 “la doliente”.