Piel de policía

Piel de policía. Andreu Martín y Carles Quílez. Roca Editorial. 

Por Cristina de @abrirunlibro

Grande es el empeño en intentar blanquear hoy en día la Transición española hablando de ella como de un período de “madurez” aunque éste fuera realmente un período de gran violencia y turbio por parte de quién debía difundir transparencia. Especialmente el año 1977 fue uno de los años más violentos donde murieron por las cargas policiales varios estudiantes que se manifestaron en todo el territorio español a favor de una democracia; o el asesinato de cinco abogados laboralistas en un despacho de la calle Atocha en Madrid por grupos de extrema derecha. En prisiones y comisarías el abuso era constante y fue una época salvaje de asesinatos o secuestros por parte de las organizaciones terroristas ETA o Grapo. O el propio terrorismo de estado con la creación del GAL, una organización criminal financiada por el Ministerio de Interior para combatir a ETA. No, la Transición fue muy complicada y con muchos claroscuros. (Recomiendo el ensayo de Mariano Sánchez Soler La Transición sangrienta publicado en el 2010 por Editorial Península y recuperado nuevamente este 2018 para la colección Atalaya). 

En Piel de policía, 2006 Roca Editorial y actualmente descatalogada, Andreu Martín y Carles Quílez desarrollan una de las mejores ficciones en novela negra y policial sobre la Transición. A través del protagonista, Manolo Lacruz, un inspector de la Policía del grupo de Antiatracos de Barcelona en la década de los 80 —policía que cree firmemente en una policía democrática al servicio del ciudadano—, la novela se desarrollará en dos espacios temporales, los 80 y 2004. El joven inspector e idealista Lacruz vivirá una experiencia que le conmocionará y abandonará la policía y sus estudios en derecho. Años después abrirá un bar en el barrio de la Sagrera en Barcelona y tendrá un encuentro con un antiguo delincuente, el Burradas. Todo ello le despertará nuevamente los recuerdos amargos de su etapa como policía y de una mujer de la burguesía catalana de la que estuvo enamorado.

«Atracadores, policías y terrorismo de estado, protagonistas de esta fotografía en blanco y negro de la Barcelona y la España de los años 80».

Así reza la portada de la novela Piel de policía, una novela de ritmo incansable, buena estructura y muy bien narrada. La comunicación, aunque novelada, se advierte legitimada por los dos autores —recordar que el escritor Andreu Martín siempre realiza exhaustivas indagaciones sobre todo aquello que escribe basado en hechos reales y que Carles Quílez es periodista especializado en investigación así como también escritor— donde nos avisarán en el prólogo que la novela está «basada en personajes y situaciones reales». La trama se acopla a la perfección con hechos verídicos sucedidos durante aquellos años —el robo al Casino de Lloret de Mar en 1982, o los diversos atracos en un mismo día a entidades financieras en Barcelona u otras poblaciones cercanas—, y se describe de forma ejemplar la atmósfera de delincuencia y el terrible caos de criminalidad existente. Dividida en tres partes, Hoy, Ayer, Ayer y hoy, Piel de policía es una ficción dura con momentos muy ásperos como, por ejemplo, las torturas en comisaría, prácticas habituales y difíciles de desarraigar en algunos agentes que provenían de la dictadura. (De hecho existe un instante muy cáustico en el que un policía, entrando en el lugar donde se realiza el interrogatorio a un delincuente y observando el estado lamentable del interpelado exclama «¡Si ahora no se puede!», refiriéndose a la joven estrenada democracia y sobre cómo tratar a un interrogado). 

El libro se mueve al rededor de la ilegalidad implícita y de la vulnerabilidad oficial y oficiosa. Al lector le será prácticamente imposible sustraerse de Piel de policía  y se convertirá en algo necesario no desperdiciar ni un sólo detalle por la veracidad que desprende. Un libro que se presenta más actual que nunca y del que, lanzo idea, sería interesante volver a reeditar. 

(Una breve nota: tuve conocimiento de esta novela gracias a la entrada y recomendación en mi propia página de una lectora y amiga. Dejo aquí el enlace). 

***

Andreu Martín (Barcelona, 1949) es escritor especializado en novela negra y policíaca desde que en 1979 publicó Aprende y calla. En 1980 recibió el premio Círculo del Crimen por Prótesis. Posteriormente, ha escrito numerosas obras del género que han sido galardonadas, como Si es o no es (con el Deutsche Krimi Preis International a la mejor novela policíaca publicada en Alemania), Barcelona connection y El hombre de la navaja (las dos con premios Hammett concedidos por la Asociación Internacional de Escritores Policíacos), Bellísimas personas (que, además del Hammett, también obtuvo el premio Ateneo de Sevilla) o De todo corazón (premio Alfonsel Magnànim). Además, ha recibido el prestigioso premio Pepe Carvalho, en el festival BCNegra, que galardona toda una trayectoria —con ya más de un centenar de novelas—. Ha escrito también género erótico y novela infantil, donde, juntamente con Jaume Ribera, ha creado el personaje de “Flanagan”, cuya primera novela, No pidas sardinas fuera de temporada, recibió el Premio Nacional de Literatura Juvenil.

Carlos Quílez Lázaro (Barcelona 1966), licenciado en Periodismo por la Universidad de Barcelona, máster en Periodismo Judicial por la Universidad Autónoma de Madrid, fue director de Análisis de la oficina Antifraude y Contra la Corrupción de Catalunya entre el año 2009 y 2014. Ha trabajado como director de investigación del diario Economía Digital y actualmente es subdirector del diario Estrella Digital, así como colaborador habitual en la Sexta y otras televisiones. Es autor de las siguientes novelas y relatos de no ficción: AtracadoresAsalto a la Virreina (junto a Andreu Martín), PsicópataPiel de policía (también junto a Andreu Martín), Mala vida (ganador del premio Rodolfo Walsh de la Semana Negra de Gijón, 2009), La soledad de Patricia (premio Crims de Tinta, 2009) y Cerdos y gallinas (2012), Manos sucias (2015), Sigue la mala vida : once historias y dos cuentos del mundo criminal (2016).

……