Autofobia

Autofobia. Juan Ramón Biedma. Grupo Tierra Trivium.

 

Por Cristina de @abrirunlibro

Un thriller protagonizado por una funambulista, el monstruo de Frankenstein en la Guerra Civil española, un sacerdote que le facilita a usted el camino al purgatorio, noche de Reyes para un pederasta, lo que nos deja un objeto volador no identificable en la España de 1834, un relato pornográfico conducido por una detective de doce años…

Mientras escogía una etiqueta para esta entrada y los dedos se iban hacia misterio, gótico, terror, thriller, o novela negra, no dejaba de pensar que etiquetar a Juan Ramón Biedma en las categorías habituales de la literatura no deja de ser un absurdo ya que el autor se encuentra en ese apartado inclasificable donde la única etiqueta que se le ajustaría sería la de “turbador”. Aunque no imagino esta ordenación para una librería o una biblioteca, si existiera tal categoría, puedo asegurar que de momento, y que yo haya leído, únicamente se encontrarían clasificados los libros de Juan Ramón Biedma.

Autofobia es una compilación de relatos que el autor ha escrito a lo largo del tiempo y que ahora se reúnen en esta antología diseñada para mostrar lo más perverso de los inframundos que puede pergeñar la mente del autor. Con una narrativa impoluta y milimetrada, Juan Ramón Biedma nos describe las peores pesadillas pero también los peores pecados del ser humano y no deja de enviarnos avisos y señales de que lo maligno se encuentra en todas partes.

«Signos, signos, signos».

Dividida en tres partes, Autofobia, con seis relatos, El descenso del Padre Full, seis relatos más, y Peor que el purgatorio, que cerrará el libro con cinco cuentos, no deja de sorprender la ordenación de ellos y la concatenación de todos los relatos en los tres bloques para una ruta de descenso hacia los infiernos. De Autofobia destacar «La biblioteca y otra vez el vestíbulo» en una variación sobre el Guernica y que, como el cuadro, el relato se encuentra repleto de simbolismos. De El descenso del Padre Full, destacar un relato escrito para guión radiofónico «Escasas muestras de vida», un oscuro y frío relato como las losas de un cementerio. De Peor que el purgatorio, distinguiré «Ni Hansel ni Gretel», un árido relato de búsquedas y maleficios.

La calidad de toda la antología es incuestionable. Juan Ramón Biedma es un escritor que sabe extraer lo perverso de cada momento para convertirlo en un lienzo y exponerlo al resto de los mortales para que entendamos que la vida es otra cosa aún más maligna y que los malos no son lo que salen en las noticias sino que lo diabólico se esconde en rostros anónimos y más crueles si cabe. 

Tanto en narrativa corta o extensa, a Juan Ramón Biedma  se le reconoce por su relato preciso, sobrio en descripciones superfluas y exenta de aforismos de reclamo. Una narrativa de una naturaleza no sólo singular sino única hoy en día por el carácter propio y por la excepcionalidad sobre la calidad de lo escrito. 

***

Juan Ramón Biedma nace en Sevilla, estudia Derecho, y se dedica durante años a la gestión de emergencias, actividad que ha compartido con la de locutor de radio, guionista y crítico cinematográfico, así como con la colaboración en diversas publicaciones y antologías –La lista negra, Libertad Condicionada y otros relatos, Guernika variaciones, La Biblia-El libro, Aquelarre… 

El manuscrito de Dios (Ediciones B), Mención Especial del Jurado en el II Premio de Novela fallado por la Semana Negra de Gijón del 2004 y finalista del Memorial Silverio Cañada, supone su debut en el campo de la novela, iniciando una trayectoria que se vería continuada con El espejo del monstruo (Ediciones B) -lectura obligatoria en la facultad de medicina de México- y El imán y la brújula (Ediciones B), premios Hammett, NOVELPOL y Crucedecables a la mejor novela policiaca del 2007. Sus siguientes trabajos fueron El efecto Transilvania (Roca Editorial) y la novela gráfica Riven. La ciudad observatorio (Ediciones B). En junio del 2010 publica El humo en la botella(Salto de Página) nominada al premio Hammett y merecedora del Premio Especial de la Dirección de la Semana Negra 2010, premio NOVELPOL y considerada por la Gangsterera como la mejor novela del 2010. En febrero del 2011, aparece Antirresurrección (Ediciones Dolmen) Nominada al NOVELPOL 2012 y al premio CELSIUS a la mejor novela fantástica del año. 

En septiembre del 2014 es galardonado con el Premio Valencia de Novela Negra convocado por la Diputación de Valencia por su obra Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado., editada por Lengua de Trapo en febrero de 2015. 

Sus obras, continuamente reeditadas, citadas y seguidas por un numerosísimo grupo de lectores incondicionales, han sido traducidas hasta ahora al portugués, griego, alemán, ruso y turco.