La reina del PUNK

La reina del PUNK. Susana Hernández. Ma non troppo.

Por Cristina de @abrirunlibro

Séptima novela de la escritora Susana Hernández que en esta ocasión se aleja de la novela negra para explicarnos la vida y muerte de Nancy Spungen: una groupie estadounidense —aunque ella no se consideraba como tal—, de la década de los setenta y novia del famoso músico punk Sid Vicious de la banda de los Sex Pistols. Nancy murió asesinada cuando contaba veinte años de edad, en una habitación del archiconocido y bohemio Hotel Chelsea de Nueva York.

La reina del PUNK hará referencia directa a Nancy Spungen, considerada por aquel entonces la «Yoko Ono» de los Sex Pistols ya que se le achacó la ruptura del grupo aunque en realidad fueron los miembros de la banda y el manager los verdaderos culpables de tal separación. Escrita a través de dos voces narrativas en primera persona, Susana Hernández nos contará la vida de Nancy relatada por la propia muchacha. La otra voz será la de Ariadna, una periodista en la época actual que recibirá el encargo de investigar y publicar un artículo sobre la vida de la groupie. 

Nancy Spungen y la historia relatada en La reina del PUNK es fascinante. La novela, que consta de unas 150 páginas, nos hablará de la infancia de la chica, de la enfermedad que padecía, y cómo fue desatendida por parte de sus progenitores cuando tan sólo contaba diez años de edad. Sin caer en el spoiler —aunque la vida de Nancy y Sid dispone de diversa bibliografía y hasta se han rodado películas sobre ellos dos—,  Susana Hernández nos perfilará y dará su visión de lo que fue la existencia de aquella groupie que hasta se vio rechazada no sólo por su familia sino vapuleada y maltratada por otras baby groupies —todas chicas muy jóvenes menores de edad—, y los protagonistas verdaderos, los músicos. (Y diversos satélites del ambiente de aquella época). 

En lo que se refiere a la otra voz narrativa de la periodista musical Ariadna, la autora creará otra historia paralela sobre el entorno de las bandas de música, las drogas, y las chicas seguidoras de estas bandas. Ariadna, ex-esposa de un músico de comportamiento infantiloide y madre de un hijo, aunque no dispone de un perfil similar al de Nancy, nos hará comprender la vulnerabilidad de estos grupos y del ambiente que les rodea.

Los personajes que envuelven a las dos protagonistas se encuentran también muy bien analizados. Desde los padres de Nancy hasta el marido de Ariadna, pasando por todos los músicos y managers que conoceremos, todos se adaptarán como un guante a los dos argumentos paralelos en La reina del PUNK al encontrarse bien reproducidos. Aunque el lector no esté puesto en el rock punk, la vida de estos muchachos, especialmente la vida de Nancy y Sid —Sid moriría por una sobredosis de heroína dicen que proporcionada por su propia madre, a la edad de veintidós años—,  hacen comprender lo poco libres que eran en realidad estos jóvenes predestinados a un final trágico. 

Aunque con una apariencia de engañosa ligereza, La reina del PUNK no es una biografía sino una ficción novelada muy bien documentada de la musa maldita de los Sex Pistols. Una chica con un coeficiente de inteligencia superior a la media y de una familia judía de clase alta de Pensilvania. Su gran amor —aunque existen algunas voces discrepantes que dudan que lo fuera—, Sid Vicious, otro chico con un futuro incierto gracias a una infancia endeble, serán mostrados por la autora cómo fueron en realidad: frágiles y con falta de amor.

«Era obvio que solamente nos teníamos el uno al otro. 

Éramos los dos contra el mundo.» 

Con una excelente narrativa en ocasiones de grandes párrafos y de capítulos muy cortos, el libro se divide en tres partes y un epílogo: La primera vez que quise morir tenía once años, En el mundo de las groupies, Viviendo rápido, muriendo deprisa, y un fantástico compendio al final  del libro titulado Historias del punk: protagonistas y otras curiosidades, donde conoceremos un poco más a todos los protagonistas que hemos leído en la novela. Una novela bien rematada con dos historias que se complementan y la vida de una muchacha, Nancy Spungen, alucinante.

*** …

Susana Hernández (Barcelona) ha colaborado en diversos medios de comunicación ejerciendo como crítico musical, redactora y como locutora de radio. Ha publicado las novelas La Casa Roja, premio Ciudad de Sant Adrià 2005 (LclIbros 2013), La puta que leía a Jack Kerouac (Lesrain 2007, LcLibros 2012), Curvas Peligrosas (Odisea Editorial 2010) y Contra las cuerdas, finalista a la mejor novela en el Festival Valencia Negra 2013 (Editorial Alrevés 2012). Cuentas pendientes, (ganadora del premio a la mejor novela negra en el festival de Cubelles Noir 2016) y Males desicions (ganadora del premio a la mejor novela negra en catalán en el festival de Cubelles Noir 2018). Ha participado en las antologías Elles també maten (Llibres del Delicte 2013), Fundido en negro (Editorial Alrevés 2014), Diez negritos, nuevas voces del género negro español (Editorial Alrevés 2015). Obscena, Lecciones de asesinos expertos, Hnegra, Barcelona Viatge a la perifèria criminal. Es autora de las piezas de teatro breve El ascensor, La prueba, El amante de Shangai, y Cambios. En su haber cuenta con diversos premios de relato, novela, y poesía. Imparte talleres literarios desde 2011.