La reina de diamantes

La reina de diamantes. Bennasar, Llort, Macip, Moreno. Delito.

Por Cristina de @abrirunlibro

Primera novela de la colección Delito, editorial independiente, nacida de la mano de Marc Moreno editor de Llibres del Delicte. La reina de diamantes, publicada anteriormente en catalán, hace su aparición estelar como pionera de la colección en castellano y de la que tendremos el gusto de ir conociendo más títulos para que lleguen al gran público. Una colección de novela negra de calidad, donde autores conocidos nuestros publicados ya en catalán, podrán ser conocidos y leídos por más lectores. 

La reina de diamantes es una novela negra clásica de mafias, ambientada en la Cosa Brava. Empresarios catalanes arruinados, gánsters rusos y prostitución. Dinero negro, blanco (poco) y, por desgracia, rojo del color de la sangre; pero también diamantes, muchos, y que quieren hacer suyos unos albanokosovares dispuestos a todo para tener una vida mejor. Pero esta novela dispone de una singularidad: está escrita a ocho manos. Sí. Ocho, ya que son cuatro los autores de un libro que se lee rápido y se disfruta lento.

Los escritores son ya conocidos de la literatura en catalán: Sebastià Bennasar, Lluís Llort, Salvador Macip, y el propio Marc Moreno periodista, editor y también escritor, ganador de la octava edición del Premi Crims de Tinta con Temps de rates, Tiempo de ratas, publicada también en castellano. 

La novela se encuentra dividida en cuatro capítulos y cada uno de ellos está escrito por un autor diferente, lo que hace que cada perfil del narrador en primera persona tenga su propia voz y estilo aunque la confluencia de la narrativa de todas las voces en la La reina de diamantes, no provoca ningún efecto extraño sino que la unión no es discordante y la fluidez se consigue sin notar ninguna dispersión. 

Cargada de sexo y de violencia, la trama está bien razonada. Los giros, se trata de una novela de conspiraciones, son diversos y dotarán al argumento de un buen ritmo donde se puede observar que los autores han debido disfrutar lo suyo creando un divertimento que funciona como una buena maquinaria de relojería suiza sin darse cuenta el lector de que han sido cuatro escritores los que han ‘metido mano’ a la novela. 

Con unos diálogos que harían enrojecer al lector menos puritano, se nos recuerda en este libro al carismático Señor Lobo de Pulp Fiction —interpretado por el magistral Harvey Keitel—:

«Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.»

Y es que los protagonistas de La reina de diamantes se ven metidos en unos buenos embrollos que hubieran necesitado de un profesional. El desenlace, una especie de salto al vacío —pero no el de Thelma y Louise que aquí se trata de pulp—, será diferente y original.

***

Sebastià Bennasar, Llort, Salvador Macip y Marc Moreno quisieron jugar una partida de póquer, pero les faltaba una carta: la Reina de diamantes. No la encontraron por ninguna parte. Después de muchos correos y conversaciones, descubrieron dónde se escondía. El ambiente estaba cargado de humo y el sudor humedecía las camisas. Hicieron lo que tocaba: All-in, apostar todo y escribir la historia.