Piedras negras

Piedras negras. Eugenio Fuentes. Editorial Tusquets.

Por Cristina de @abrirunlibro

Nueva novela del detective privado Ricardo Cupido —siempre sorprende a extraños el apellido—, un investigador alejado de los protagonistas tradicionales en la novela negra al ser un enamorado del ciclismo el cual ejercita de manera habitual, sin vicios conocidos, y con un perfil muy humano. Piedras negras, del autor Eugenio Fuentes y número siete de la serie del detective, ha sido publicada en enero de este año y cuyo autor pudimos escuchar en la reciente BCNegra 2019. 

Marthe decidirá viajar a España desde Toulouse, para cumplir el último deseo de su abuela, exiliada política en Francia, y recién fallecida: encontrar a un hijo robado durante la guerra civil. Para iniciar la búsqueda contratará al detective Cupido. El investigador descubrirá que el hijo robado aún vive, cuenta con 66 años, se llama Alejandro Garcilaso, y es un prohombre de Toledo. Garcilaso no deseará escuchar la historia que le cuentan Marthe y Ricardo Cupido sobre que él fue un niño robado —dispone de otros graves problemas—, por lo que la muchacha regresará desengañada a Toulouse. De manera incompresible, la hija de Alejandro Garcilaso morirá asesinada y su cadáver aparecerá representando una recreación truculenta inspirada en la Inquisión. Alejandro Garcilaso deseará llevar una investigación al margen de la policía y para ello contratará a Cupido. 

«La plancha suspiró, escupió unas gotas de saliva y comenzó a expandir calor. Marthe contuvo el vértigo provocado por el whisky y el Orfidal y se remangó el brazo izquierdo de la blusa. Sobre la piel blanca del antebrazo destacaban las letras cursivas en tinta azul y, como una leprosa, comenzó a rascarse con la uña el tatuaje con su nombre, que ambos habían intercambiado cuando aún creían que su amor era invulnerable y que nada podía hacerles daño: ni los crepúsculos ni las barricadas, ni el vino fuerte ni los perros amargos. Mordió el trapo de cocina, empuñó la plancha y, con un movimiento seco y desesperado, colocó el pico ardiente sobre el tatuaje y lo mantuvo allí, mugiendo de dolor hasta notar un intenso olor a carne quemada. Cuando lo separó, había levantado el tatuaje y la tinta azul se mezclaba con el rojo de la piel arrancada».

Narrada en tercera persona, Piedras negras dispone de una trama sólida donde se recrea la realidad social existente dos meses después del atentado terrorista de Atocha y también sobre una sociedad en pleno apogeo de la burbuja inmobiliaria. Añadiendo la terrorífica pieza con la que dará inicio la novela de los niños robados durante la guerra civil y dictadura franquista —se calcula que fueron unos 30.000 niños los que fueron usurpados a madres republicanas—, la trama irá avanzando de manera paulatina haciendo un retrato punzante y objetivo sobre cómo se han prolongado algunos linajes de rancio abolengo y la disparidad de la sociedad tomando como reflejo el entorno tradicional y turístico de la ciudad de Tolodo. Exponiendo equilibradamente todas la posiciones sociales que ocupan un núcleo donde todos se conocen, Piedras negras dispone de otras ambientaciones fuera de España que darán viveza y actividad a la trama. 

Los personajes de este libro se encuentran bien determinados —hay uno especialmente entrañable para aquí quien escribe—, aunque el verdadero protagonista será Ricardo Cupido al darle su autor, Eugenio Fuentes, aquella mirada de análisis y reflexión sobre el entorno y haciéndonos llegar una denuncia constante incidiendo en la debilidad de los seres insaciables y codiciosos que tanto han abundado en unos años especialmente enviciados. 

Piedras negras, una novela negra no sólo interesante sino narrada con un estilo exquisito para una trama bien estructurada con diversas ramificaciones, atrayente y firme, que seducirá.

***

Eugenio Fuentes nació en Montehermoso (Cáceres) en 1958. Galardonado con varios premios y traducido en doce países, Fuentes ha logrado con éxito situarse como uno de los autores españoles de novela negra con mayor proyección en el extranjero gracias a su detective privado Ricardo Cupido, protagonista de las novelas El interior del bosque (IX Premio Alba/Prensa Canaria, Andanzas 663), La sangre de los ángeles (2001), Las manos del pianista (Andanzas 504) y Cuerpo a cuerpo (Premio Brigada 21 en 2008 a la mejor novela policiaca escrita en castellano; Andanzas 624). A ellas viene a sumarse ahora Contrarreloj, en la que Cupido se traslada a un escenario apasionante como es el Tour de Francia. Autor de un volumen de cuentos, Vías muertas (1997), y otro de ensayos literarios, La mitad de Occidente (2003), Eugenio Fuentes también ha publicado en Tusquets Editores Venas de nieve (Andanzas 571), una historia en torno a la lucha contra la fatalidad, narrada con pulso maestro, que le valió el Premio Extremadura a la Creación.