Un destello de luz

Un destello de luz. Louise Penny. Traducción de Patricia Antón de Vez. Ediciones Salamandra. 

Por Cristina de @abrirunlibro

Un destello de luz es la última novela publicada de la escritora Louise Penny de la saga del inteligente e íntegro inspector jefe de la Sûreté du Québec, Armand Gamache. El libro, que toma el título de un poema de Leonard Cohen, Anthem, cerrará un círculo que los lectores ya conocíamos de anteriores entregas. Igualmente se esperan nuevas historias del inspector aunque ya haya llegado a la jubilación.

«Todas las cosas del mundo se agrietan:

sólo así penetra  un destello de luz».

Cuando todo parece acabado y se abre una grieta a nuestros pies, puede ocurrir que por esa misma grieta y antes de caer en ella, surja una esperanza. Y de eso es de lo que nos habla Louise Penny, una autora que siempre sabe destacar, por pequeño que sea, un destello en medio de la peor tormenta para escoger el camino a seguir, aquel que lleva a la derrota o a la promesa. 

Gamache ve con tristeza como las altas esferas de la Sûreté han desmantelado el que era el mejor Departamento de Homicidios de las provincias del Canadá, el que dirigía él. Pero lo que más le duele es la pérdida en el equipo del teniente Jean-Guy Beauvoir, alguien al quiere como un hijo y que verá con impotencia cómo está siendo manipulado por sus enemigos internosEl inspector trabajará en el caso de la muerte por asesinato de la última de las quintillizas Ouellet, nacidas en la época de la Gran Depresión —Louise Penny se ha basado en el caso real de “las quintillizas de Dionne” que fueron tuteladas por el estado y a las que convirtieron en una especie de show popular. La autora también quiere destacar que aquí terminan las coincidencias y que toda la historia, en lo que se refiere a las quintillizas, es ficción—. Para ello Gamache se trasladará al pueblecito de Three Pines, un lugar que ya conocimos con anterioridad así como también a sus entrañables habitantes. Paralelamente, el supuesto suicidio de una mujer que ocupaba un puesto gubernamental se verá relacionado con la gran batalla pendiente de Gamache.

Un destello de luz es un libro al que no se puede dejar de lado, sino que pide ser leído sin descanso. Louise Penny nos cuenta una historia con diversos hilos argumentales que llegan a confluir en un mismo punto —alguno un poco forzado—, pero que desde los asesinatos, pasando por una corrupción execrable, lo aderaza como ya es habitual, con una serie de personajes secundarios entrañables que por más inverosímiles que parezcan —como puede ser una anciana poeta alcohólica de aún gran lucidez, que tiene como mascota a una pata, Rosa—, serán la gran baza de la autora. También lo hará posible gracias a la ambientación de un magnífico entorno, aunque, sobre todo, no hay que olvidar a Gamache, un policía que dispone de una gran ética y de una inteligencia superior. La trama, laboriosa y que cierra varios puntos que eran de gran interés en la saga, provocará la urgencia en querer saber más y más página tras página.

Three Pines, nevado y próximo a las fechas de Navidad, quedará reflejado como aquel lugar que algunos desearían conocer y vivir: sin señal de Internet, con un bistrot cuyos dueño homosexuales preparan unas viandas cuyo olor traspasa el libro, o una librería que tiene más de biblioteca que de negocio. El estilo narrativo de Louise Penny, apacible y armonioso no exento de ironía en algunas ocasiones, se presenta constante, con la tozudez de lo persistente y con una belleza casi poética que seduce a un lector ya entregado. 

«… [la nieve] cubría las casas de muros de mampostería, las casas de madera y las casas de ladrillo rojo que rodeaban la gran plaza ajardinada del pueblo. Cubría el bistrot y la libería, la boulangerie y el pequeño supermercado. Constance se imaginaba que había algún alquimista en plena tarea y que Three Pines, surgido de la nada como por arte de magia y depositado en aquel valle, era el resultado. O quizá, al igual que la nieve, el pueblecito había caído del cielo para proporcionar un aterrizaje mullido a todos los que caerían allí».

Una ficción inteligente. Unos protagonistas difíciles de olvidar, y una trama muy tenaz en un libro que cerrará ciclos. 

***

Louise Penny (Toronto, 1958) comenzó trabajando como periodista y locutora radiofónica para la Canadian Broadcasting Corporation. Debutó en 2005 con Naturaleza muerta, con la que consiguió el favor del público, el aplauso de la crítica y  multitud de premios. Las trece novelas que ha escrito del ciclo dedicado al inspector jefe Armand Gamache y la localidad de Three Pines han sido traducidas a veinticinco idiomas y han merecido seis Agatha Awards y seis Anthony Awards, entre otros muchísimos premios y distinciones. Además, sus últimos títulos se han situado en los primeros puestos de la lista de libros más vendidos de The New York Times. En 2013 fue nombrada Miembro de la Orden de Canadá por su contribución a difundir la cultura del país.