La ciudad que no descansa (Inspector Pendergast 17)

La ciudad que no descansa. Douglas Preston, Lincoln Child. Traducción Ignacio Gómez Calvo. Plaza & Janés.

Por Cristina de @abrirunlibro

Nueva entrega, la número 17, de la serie de Aloysius Pendergast, el agente especial del FBI de los creadores Douglas Preston y Lincoln Child. Pendergast, ese investigador con un perfil muy remarcado, nacido en Nueva Orleans, Louisiana, que practica la meditación con Chongg Ran, extremadamente culto (y rico), y con unas características muy apetecibles para los lectores holmesianos, en este nuevo libro deberá, junto a Vincent D’Agosta, investigar los misteriosos asesinatos de miembros destacados de la comunidad. La ciudad de Nueva York entrará en pánico ya que en prensa se habla de una especie de conspiración sobre aquellos ciudadanos más acaudalados.

La ciudad que no descansa no es una novela habitual a las últimas entregas publicadas de Douglas Preston y Lincoln Child. En primer lugar, quizás recuerda algo a las primeras ya que aparece un periodista entrometido como lo fue en su momento Bill Smithback. De hecho, el nuevo personaje que ha sido compañero de Bill, lo recordará en algún momento del libro. Pero ahí se acaba la similitud.

Casi todo el misterio estará centrado en los asesinatos, en el hallazgo de los cadáveres, y en la búsqueda del culpable o culpables. Aparecerá también una trama paralela que en algún momento parece que pueda confluir con la trama principal, pero que no sucederá —de ahí viene el título de la novela y del caos que se sucede en la ciudad—. Algunos homicidios que se han cometido de manera muy espectacular y en extrañas situaciones tipo habitación cerrada o delante de un público numeroso, quedan sin una explicación ya que la novela se centra sólo en el “quién” y “el por qué” pero no en el “cómo”. También se abandona el ambiente gótico y misterioso para convertirse en una novela contemporánea.

Pendergast 17 parece un libro de impasse, o punto muerto, entre lo que sucedió en la anterior entrega y que quedó sin resolver —los lectores de la serie saben a qué me refiero—, y de la que tendremos noticias en una próxima que se presenta, si más no, curiosa por lo que se desarrollará y que no hemos podido leer en La ciudad que no descansa.

Cabe destacar, hay que decirlo, una gran persecución final que junto a los homicidios será la parte más potente del libro ya que dispone de una intriga imparable y es altamente meticulosa y visual. Pendergast, algo descentrado,—codazo, guiño—, no será el Pendergast al que estábamos acostumbrados pero que, al finalizar la aventura, el investigador dará un paso importante hacia adelante —guiño, guiño—.

Aventura que hace un alto en el camino para que no nos olvidemos de lo que está por llegar. Y que provocará aún más impaciencia en saber cómo lo resolverá(n) —más guiños—.

***

Douglas Preston y Lincoln Child son coautores de las exitosas series de novelas protagonizadas por el agente especial del FBI Aloysius X. L. Pendergast, por un lado, y por el brillante Gideon Crew, por otro. Todos sus libros se han convertido en best sellers internacionales.

Douglas Preston ha trabajado en el Museo de Historia Natural de Nueva York y en la Universidad de Princeton. También ha publicado numerosos artículos científicos para The New Yorker.

Lincoln Child nació en Westport, Connecticut, y se graduó en Northfield, Minnesota. Tras trabajar unos años como editor de novelas, empezó a compaginar su trabajo con la escritura, su verdadera pasión, hasta que finalmente decidió dedicarse a escribir en exclusiva.

Ha escrito una serie de novelas de gran éxito junto a Douglas Preston, con quien forma un compenetrado tándem (La ciudad sagradaLos asesinatos de ManhattanNaturaleza muertaLa mano del diablo, todas ellas publicadas por Plaza & Janés).

Actualmente vive en Nueva Jersey con su esposa y su hija.